Salud Integral. Centro de Especialidades Médicas. Asturias
Centro Médico. Oviedo. Tratamientos habituales.

ANTIDEPRESIVOS



LOS ANTIDEPRESIVOS:

 

El nombre genérico de antidepresivos se aplica a un grupo muy diverso de substancias, cuya única característica común, es que han demostrado mediante pruebas científicas, que son eficaces para el tratamiento de la depresión. Para probarlo deben realizar varios estudios doble ciego controlados con placebo, que demuestren su eficacia para mejorar o hacer remitir la depresión. Actualmente se les exige también estudios a largo plazo, en los que deben demostrar eficacia en la prevención de recaídas o recurrencias, así como una buena tolerabilidad y ausencia de toxicidad.

 

Existen varias “familias” de antidepresivos que se agrupan en función de sus características químicas, (por ejemplo los heterocíclicos -Tricíclicos y tetracíclicos-que poseen varios anillos bencénicos en su estructura química); o de sus efectos farmacodinámicos o mecanismo de acción farmacológica, (por ejemplo los llamados IMAOs siglas de Inhibidores de la Monoamino-Oxidasa).

 

Los heterocíclicos y los IMAOs son por cierto, las dos primeras familias de antidepresivos que han sido descubiertas en la década de los 50 del siglo XX.  Actualmente los IMAOs casi no se utilizan por su difícil manejo, y los heterocíclicos se emplean poco por sus diversos efectos secundarios.  Sin embargo la imipramina que es un tricíclico, sigue siendo el antidepresivo patrón frente al cual se comparan los demás en cuanto a eficacia y la clomipramina es el antidepresivo de mayor eficacia en el tratamiento del Trastorno Obsesivo-Compulsivo.

 

Las familias de antidepresivos son las siguientes:

            Heterocíclicos:

                        -Imipramina

                        -Clorimipramina

                        -Amytriptilina

                        -Trimipramina

                        -Nortriptilina

                        -Doxepina

                        -Maprotilina

IMAOs: Inhibidores de la Monoamino-Oxidasa:

            -Fenelzina

            -Tranilcipromina

            -Moclobemida (RIMA: Inhibidor Reversible de la MAO-A)

Serotoninérgicos: ISRS o Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Serotonina:

            -Fluoxetina

            -Fluvoxamina

            -Paroxetina

            -Sertralina

            -Citalopram

            -Escitalopram           

Noradrenérgicos: ISRNa o Inhibidores Selectivos de la Recaptación de Noradrenalina:

            -Reboxetina

Duales: Inhibidores de la Recaptación de Serotonina y Noradrenalina:

            -Venlafaxina

            -Duloxetina

Dopaminérgicos: Inhibidores de la recaptación de dopamina y noradrenalina:

            -Bupropion

Bloqueantes Alfa-2-Presinápticos:

            -Mirtazapina

            -Mianserina

Melatoninérgicos:

            -Agomelatina

OTROS FÁRMACOS CON EFECTO ANTIDEPRESIVO:

            -Trazodona

            -S-Adenosil-Metionina

 

Para que los antidepresivos sean eficaces deben emplearse a las dosis mínimas eficaces, y en ocasiones a las máximas toleradas (Según la gravedad del caso), siendo conveniente en muchos casos realizar una titulación progresiva (Subir la dosis poco a poco), tardando en mostrar sus efectos beneficiosos entre 3 y 6 semanas, y debiendo mantenerse en los episodios aislados durante un tiempo mínimo igual a la duración natural del ciclo de la enfermedad (8-12 meses). En las depresiones recurrentes puede ser necesario mantener el tratamiento de por vida. Para su retirada aunque no generan dependencia es recomendable realizar una reducción gradual de la dosis a lo largo de 2-3 meses. 

 

La eficacia de los antidepresivos no siempre es completa y las tasas de remisión completa de la enfermedad rara vez supera la mitad de los casos tratados, es por ello que resulta conveniente en la mayoría de los casos optimizar el tratamiento, para lo cual puede ser conveniente combinarlo con un tratamiento psicoterápico, o potenciar su acción con otros fármacos que potencian la misma.

 

Los objetivos del tratamiento con antidepresivos deben ser la remisión completa del cuadro depresivo, con la desaparición total de los síntomas, así como la reintegración psicosocial del paciente. La persistencia de síntomas residuales agrava por lo general el pronóstico a largo plazo, y hace necesario tomar medidas de potenciación.

 

En todo caso el empleo de antidepresivos supone conocer a fondo sus efectos secundarios, así como sus posibles interacciones con otros tratamientos y las contraindicaciones de los mismos, por lo que siempre suele ser recomendable la consulta al Médico Psiquiatra.

 

La valoración de las repercusiones psicológicas de la depresión sobre la propia personalidad del paciente, así como sus secuelas tanto psíquicas como sociales o laborales, deberían ser valoradas por un Psicólogo especializado en esta patología.

 


C\ Marqúes de Teverga Nº 9 - 6º B · 33005 Oviedo · Asturias · Tel. 985 253 105 · Fax. 985 276 683 · Email. info@saludintegral.net